Cianobacterias

Las cianobacterias se habían presentado por última vez en nuestras playas en mayo del 2019, hasta que el 21 de noviembre pasado volvió a detectarse su presencia. ¿Por qué regresaron ahora?

por: Dra Ana Carina Ferreira - Pediatra



Por el calor, fundamentalmente. La temperatura es uno de los factores que permiten que se reproduzcan. A su vez, a principios de noviembre hubo un pequeño aumento en el caudal del río Uruguay, que pudo haber contribuido a éstas que fueran arrastradas aguas abajo. Mayor es entonces su avance sobre nuestras costas cuanto mayor el aporte de agua dulce al Río de la Plata.

Así, si hay lluvias abundantes, es más factible que aparezcan, y lamentablemente, INUMET pronosticó para este verano precipitaciones por encima de lo normal en el norte del país.

Las primeras floraciones se detectaron en Uruguay a fines de los 80 y según algunos especialistas, el verano pasado tuvo lugar posiblemente una de las mayores floraciones de cianobacterias registradas en el Rio de la Plata.


Pero, ¿qué son las cianobacterias y cómo las detectamos?

Son un tipo de bacteria capaz de realizar fotosíntesis oxigénica. Son un componente natural de los ecosistemas acuáticos y en concentraciones adecuadas, su presencia es muy importante para el ecosistema.

Las cianobacterias son conocidas también con el nombre de algas verdeazules, por la presencia de pigmentos clorofílicos que le confieren ese tono característico, y por la similitud con la morfología y funcionamiento de las algas.

Justamente esta característica es lo que nos permite identificarlas y poder prevenir el contacto con ellas.

Podemos identificarlas fácilmente cuando se agregan y proliferan formando los blooms. Estas proliferaciones en masa ocurren cuando hay altas temperaturas y aguas poco revueltas, sin vientos y ricas en nutrientes. Se observan como una mancha verde azulada, dando turbidez al agua y aspecto poco agradable.


¿Cómo pueden afectar nuestra salud?

Las cianobacterias ponen en riesgo a la fauna acuática y terrestre, y la salud del ser humano ya que pueden producir toxinas muy potentes.

Las cianotoxinas más frecuentes son hepatotoxinas y neurotoxinas que producen daños hepáticos y neuronales respectivamente.

Los efectos son diversos y van desde irritaciones en la piel y mucosas, irritación ocular, síntomas respiratorios -como tos o rinorrea-, artralgias, mialgias y otros síntomas inespecíficos, hasta trastornos hepáticos o gastrointestinales que se manifiestan con vómitos, diarreas y cefaleas, e incluso algunos casos de gravedad que requieren internación.

Podemos entrar en contacto con las toxinas de la cianobacterias por tres mecanismos:

1• Contacto directo de la piel y mucosas.

2• Ingestión accidental por tragar agua que las contiene. Son especialmente vulnerables los niños pequeños que juegan en la orilla, donde la concentración de cianobacterias es mayor.

3• Inhalación a través de fosas nasales y faríngeas. Especial atención requieren los deportes acuáticos que incluyen sumersión de la cabeza y los niños pequeños en la orilla, que pueden inhalar partículas del spray con gotas microscópicas de agua conteniendo cianotoxinas (por ejemplo, el producido al romper las olas contra la orilla), ingresando al torrente sanguíneo sin pasar por los procesos digestivos.


¿Cómo prevenimos el contacto?

No debemos entrar al agua, ni estar cerca de la orilla, ni practicar deportes acuáticos si se visualizan floraciones o si el guardavidas colocó la bandera de alerta sanitaria. A veces, aunque las floraciones son menos visibles, pueden presentarse concentraciones de cianobacterias peligrosas para la salud, pero son detectadas por la Unidad de Calidad del Agua, que en temporada realiza controles cuatro veces por semana.

En caso de contacto con cianobacterias se recomienda el lavado inmediato de piel y mucosas, y remover el traje de baño, ya que el mismo facilita la acumulación de cianobacterias y por ende el contacto con la piel.

En caso de irritación de piel o mucosas, o presencia de síntomas digestivos, neurológicos o respiratorios, se debe realizar una consulta médica.

Descargar Noticia en PDF