El sarampión

por: Dra. Silvia Trigo

Dirección Técnica de BlueCross & BlueShield de Uruguay

EL SARAMPIÓN ES UNA ENFERMEDAD VIRAL QUE NO SE REGISTRABA EN NUESTRO PAÍS DESDE 1999 HASTA LA FECHA. SI BIEN PUEDE CURSAR EN FORMA BANAL, TAMBIÉN PUEDE SER POTENCIALMENTE GRAVE Y REQUIERE DE NUESTRA ATENCIÓN Y CUIDADO.

Tanto niños como adultos pueden padecerla, y su sintomatología puede consistir en erupción cutánea de presentación particular con máculo pápulas, fiebre, ojos rojos, corrimiento nasal y tos. 

Es un caso sospechoso de sarampión aquella persona que presente fiebre y erupción cutánea máculo-papular, acompañado por uno o más de los otros síntomas mencionados. 

En caso de haber estado en contacto con una persona con sarampión es importante saber que el periodo de contagio va desde cuatro días antes hasta cuatro días después de aparecida la erupción en la persona enferma.

En caso de sospecha de presentar la enfermedad se recomienda consultar a su médico.

Es importante saber que no todos los pacientes deben ser hospitalizados. La mayoría permanece en su domicilio. Esto depende de la condición clínica de persona, y es definido por el médico.

Es fundamental mantener el menor contacto con otras personas si usted considera que puede tener la enfermedad. Por eso, mientras se realiza el diagnóstico o aún durante el curso de la enfermedad, el paciente recibirá medidas de aislamiento para evitar el contagio en la comunidad. 


¿CÓMO PREVENIRLO?

Debido a que es de fácil contagio, es fundamental evitar el contacto con personas que puedan tenerlo.

Como herramienta fundamental se recomienda la vacunación que permite una protección individual y también colectiva al generar una barrera a la libre circulación del virus en la comunidad.


 ¿QUIÉNES DEBEN VACUNARSE?

• Las personas que hayan nacido entre 1967 y 1986 deben recibir dos dosis de vacuna contra el Sarampión. 

Para controlar su carné de vacunación, tenga en cuenta que la vacuna puede haber sido registrada como SRP triple viral (sarampión, rubeola y paperas), o como SR (sarampión, rubeola). También puede estar registrado como “S” en alguna campaña, o con un sticker que dice “ Chau Sarampión “.

Si no registra dos vacunas o tiene dudas, se recomienda recibir una nueva dosis para asegurar su inmunidad contra la enfermedad.

En las personas nacidas antes de 1967 se considera que no necesitan vacunarse por haber adquirido la inmunidad naturalmente al haber vivido en una época donde era muy común la enfermedad en el país y la han tenido o han estado en contacto con otros que estuvieron enfermos.

• Los niños de 12 a 15 meses deben haber recibido una dosis, y a partir de los 15 meses, recibir la segunda.

• Los lactantes de seis a 12 meses que han tenido contacto con casos de sarampión o viajan a zonas donde existe transmisión, deben recibir una dosis. En este caso, igualmente deberán recibir las dos dosis previstas en el calendario vacunal a los 12 y 15 meses de edad.

• Los lactantes menores de seis meses, mujeres embarazadas, personas con alergia al huevo y aquellos con inmunosupresión severa no pueden ser vacunados.


¿DÓNDE VACUNARSE ?

La vacunación es gratuita, no requiere receta, y puede administrarse en cualquier vacunatorio (público o privado) del país.


A TENER EN CUENTA

Son contraindicaciones de vacunación la alergia al huevo, el embarazo y la inmunosupresión severa. 

Consulte a su médico ante cualquier duda.



Descargar Noticia en PDF